Sí a la Vida

Susana Saucedo del Campo

incertidumbre, pensamientos, covid, pandemia

Todo cambia. Qué hacer ante la incertidumbre

Con todo lo que hemos pasado con la pandemia, sí, que podemos creer que todo cambia. En un segundo la vida nos ha cambiado.

Pero realmente eso está ocurriendo en cada momento, la vida cambia, todo fluye, nada permanece. Y nos queremos agarrar a lo que tenemos, a lo que conocemos, a nuestro bien estar, no queremos que eso cambie y que se ponga todo patas arriba y ¿qué hacer cuando vienen momentos que no esperamos?

Ahora hay incertidumbre, no sabemos lo que va a pasar y eso nos puede llevar a un estado de ansiedad, de agonía continua. Pero igual eso no es raro en ti, pues cuando no sabes lo que va a pasar en tu vida entras en ese estado. ¿Y qué haces para salir de él, de ese malestar?

Lo importante es estar bien con uno mismo, eso es lo primero. Y ¿Cómo? Cuando nuestra mente está en el futuro, en el qué va a pasar, qué va a ser de mi!  Y esos pensamientos son los únicos que están en tu mente como un disco rayado, entras en bucle y te sientes mal, empiezas a sentirte decaído, sin fuerzas, lo ves todo negro, sin salida.

La salida está en ti. En lugar de pensar en el futuro, en lo que pasará dirige el foco de tu atención al ahora. Y el ahora te lo trae la respiración, ahí no está ocurriendo nada, estamos en armonía y nos equilibra. Cierra por un momento los ojos y respira, conecta con tu respiración.

Olvídate de tu situación de vida durante un tiempo y presta atención a tu vida. Tu situación de vida existe en el tiempo, tu vida es ahora. Centra tu atención en el ahora y dime, ¿qué problema tienes en este momento?. Conecta con tu respiración.

Y en cuanto tu atención se orienta hacia el ahora, sientes una quietud, una paz que ya no dependes del futuro para conseguir la satisfacción, para sentirte tranquilo. Por lo tanto no te apegues al futuro, a la incertidumbre, lo que pase, sea bueno o malo, nada puede cambiar el estado de tu ser interior.

Realmente son tus pensamientos los que te sacan de tu paz interior, pues hay ciertas cosas que no fueron como deseabas, te resistes a lo que es, y con la esperanza de que cambie enfocado en el futuro y este enfoque permanente, perpetúa tu negación del ahora y por tanto de tu bien estar.

Así, que de ti depende donde quieres poner el foco.

Tus pensamientos determinan tu estado de ánimo. Igual hay miedo, hay rabia, hay impotencia, eso lo puedes ver cuando te centras en el ahora y te conectas con tu respiración. Dejas que salga lo que hay en tu interior y lo sacas fuera para después trabajar con ello y dejar de sufrir. Si no sabes cómo hacerlo, puedes pedir ayuda a un psicólogo para que te acompañe en ese proceso en el que estás.

Si te mantienes en un estado de intensa presencia, estás libre de pensamiento, estás en calma.

Mientras tú seas la mente, tu eres esos anhelos, necesidades, deseos, apegos.

El mal estar que creas en el ahora, siempre surge de una falta de aceptación, de una resistencia inconsciente a lo que es.

Entrenar a la mente a que esté en el ahora, en el presente, es poco a poco, hay que entrenar como cuando uno quiere correr una maratón. La mente consciente se consigue practicando. Es observar, percibir la situación tal y como es, sin poner juicios o sin identificarnos con ello para poder abrazarlo y aceptarlo tal como es.

Es cuestión de cambiar esos hábitos de ir al futuro y traer la atención al momento presente, sin juzgar ni criticar. Atención plena, sea cual sea el estado de la mente.

Para estar en plena conciencia hay que desarrollar 3 cosas. La atención, la actitud y la intención. Muchas veces trabajamos con la atención y la intención pero no hemos cambiado la actitud, que es lo que nos lleva al mal estar. Y la actitud es el no juicio y la aceptación. Con la atención y con la intención estamos en el presente. Cuando desarrollamos las tres cosas, no reaccionamos desde el impulso y al estar en presencia reaccionamos desde el equilibrio.

Esto nos lleva a un mayor autoconocimiento y a una gran evolución.

Y es por eso, por lo que ahora más que nunca, te invito a que vivas el presente.

Conectar con tu interior, con la respiración, el presente, y desde ahí podrás tener otra visión de lo que te sucede. Tu estado de ánimo cambia y cogerás fuerzas para afrontar tu situación de vida. De esta manera consigues equilibrio y puedes disfrutar del momento presente, de lo que te rodea.

Te dejo el link de una meditación que subí a mi canal. Te ayudará a conectar con tu interior y poner fuera lo que te pasa. Después de hacerla te sentirás mucho mejor!

https://www.youtube.com/watch?v=bRhuNjPsoR8

atención plenacambiocovidestar en el presenteincertidumbreMiedopandemiapaz interiorpresenciarespirar

Susana Saucedo • 16 junio, 2020


Previous Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *