Sí a la Vida

Susana Saucedo del Campo

Amo ser quien soy
3

Cómo Amarse a uno mismo

Amarse. Escuchas esta palabra y ¿qué significa para ti?

¿Realmente te amas, te valoras? Continuamente me llegan muchas personas a preguntarme cómo me puedo amar. Por mucho que a uno se le diga lo que vale lo tiene que sentir, ser consciente de esas palabras, hacerlas suyas. Y entiendo a esas personas que me dicen es que yo no me valoro, sé lo que he hecho y he conseguido pero no siento que valga, otras lo único que ven es que no valen nada. Digo que las entiendo porque yo hace muchos años estaba ahí.

Sí, yo no sentía lo que valía y por más que mis amigas del colegio, que para mi han sido mi apoyo, y lo siguen siendo, en momentos muy difíciles que he pasado en mi vida siempre estaban ahí para escucharme y darme fuerzas para seguir adelante.

En esos momento me decían es que no ves lo que vales, pasa de la gente de lo que te digan, pues en casa ya me colgaron el cartel de pobrecita es que ella no puede, pues como siempre suspendía ya te ponen como la tonta de la casa, ese era mi papel, el que adopté pues además en el colegio tampoco se preocupaban por el alumno, si sacabas una nota en el primer examen ya la mantenías durante el curso, eso lo observé y las que suspendíamos ahí siempre estábamos las mismas, algunas evaluaciones aprobábamos y otras suspendíamos pero a ese grupo que ya nos habían clasificado no teníamos la opción de sacar nota, notables o sobresalientes, sólo bien o aprobados.

Yo lo veía como pasaba en literatura, historia, ciencias, y como las que sacaban nota en el primer examen aunque una evaluación fuera mal le ponían la misma nota buena y eso me pasó a mi en gimnasia. Yo destacaba era de notable y una evaluación hice todos los ejercicios muy bien incluso más de lo que pedían y me pusieron la misma nota, en vez de sobresaliente, y ahí ya dije pues la próxima paso de esforzarme porque para que me rompa la crisma dando las piruetas que nos hacían hacer, decidí no llegar a hacer los ejercicios que pedían, no los practiqué y ¿qué paso? que me pusieron también notable! Gracioso, no? Pues es la realidad de lo que ocurría en las aulas.

Y ya desde niños nos mandan mensajes de no vales. Así cómo un niño va a mejorar o cómo se puede sentir si ya desde el colegio te cuelgan el cartel y en casa siguen manteniéndolo y al final uno mismo sigue con él. O a veces ese cartel te lo cuelgan en casa en la infancia pues ellos mismos no se valoran. Hasta que uno es consciente y toma la decisión de quitárselo y no llevarlo nunca más, pues uno puede y no es pobrecito.

Esto no fue siempre así, llegó el momento de la universidad y como tenía claro lo que quería estudiar empecé a aprobar y sacarme año por curso y encima trabajando a la vez. Ahí, yo seguía con lo que amaba pero no me sentía bien y en casa siempre ahí estaba la actitud derrotista, eso de apoyar lo que yo decidiera no existía, sólo yo era la que me apoyaba y creía en mi y mis amigas que estaban ahí y me decían pasa de tu familia, no te das cuenta lo que vales que te has sacado una carrera, un máster, trabajas y todo lo has conseguido tú y ahí fue la primera vez que me di cuenta que no me valoraba, que daba el poder a los de fuera, que esas palabras no las sentía y por eso entiendo a las personas que están en ese punto porque yo he estado ahí.

Después de acabar el máster nos pedían hacer nuestro proceso de terapia y en ese proceso es cuando aprendí a valorarme, a amarme, a quererme. Conocí los chantajes emocionales que se vivían en casa, las manipulaciones, cómo me relacionaba al final con el mundo y eso en la carrera no te lo enseñan, por eso es tan importante que un psicoterapeuta haya pasado por un proceso de crecimiento personal para conocerse mejor y amarse y así poder acompañar a otros.

Ese es el primer paso, conocerse para poder amarse porque ¿cómo vas a amar aquello que no conoces?, ¿cómo te vas a respetar, a cuidar si no te conoces? Si siempre estás más pendiente del de fuera, de qué le pasa al otro y no te ocupas de ti.

Y esto es una asignatura pendiente a incorporar en los colegios ya que todos los problemas vienen porque no nos amamos.

Si no te amas es difícil recibir amor, a veces creemos que lo recibimos pero realmente ¿no crees que estés en simbiosis con tu pareja? Una relación sana empieza por amarse uno mismo y desde ahí podrás amar al otro porque sino estarás reclamándole lo que te falta.

El Amor es el aceptar al otro tal y como es. Entonces el amarnos a nosotros mismos es empezar a aceptarnos a nosotros mismos, tal cual como somos. Y ese es el segundo paso. Buena tarea, no? Y a veces tan difícil por todos los carteles que nos han colgado o por los estereotipos que pone la sociedad.

Cuando estamos ahí en lo que dicen los de fuera estamos perdidos, estamos dándoles el poder a ellos y por eso nos sentimos mal. Empieza por empoderarte y de ahora en adelante tu opinión vale y lo que tú piensas y sientes también es válido aunque sea diferente del resto. Es una manera de amarse.

No hay que hacer nada para valer, un bebé no hace nada y vale y no vale menos que un arquitecto o un mega abogado o lo que queramos decir que para nosotros es valer porque tiene el super cochazo o un super puesto de trabajo. ¿Realmente esta persona vale más que ese bebé por lo que ha logrado o por lo que tiene? Pues no, vale igual. Simplemente vales por ser, por existir y no hay que hacer nada. Hemos buscado el valor en lo de fuera en vez de buscar dentro de nosotros.

Realmente el Amarse, el sentirlo es un proceso, después de que uno se va trabajando lo va incorporando y sin darte cuenta un día sientes que VALES y te AMAS, lo has integrado. Lo puedes trabajar a través de iniciar un proceso de terapia para conocerte o a través de cursos donde se trabaje el amor a uno mismo, es la manera más rápida y directa.

Al reconocerte, valorarte y amarte ya no irás mendigando más amor y te relacionarás de una manera sana, sin manipulaciones ni juegos. Podrás ser realmente tú, desde el AMOR. Sintiéndote completo y con fuerza.

Estaría bien que te tomaras un minuto para reflexionar y preguntarte si te amas, si es así, ¿cómo sabes que lo haces? Y si no lo haces ¿qué piensas hacer de ahora en adelante?

 

 

 

P.D. Si quieres puedes dejar un comentario sobre lo que para ti es amarse y qué haces para amarte y si no sabes cómo amarte puedes apuntarte el curso donde podrás llegar a conseguirlo.  Más información sobre el curso: http://blog.susanasaucedo.com/amarse/

 

Susana Saucedo • 2 mayo, 2017


Previous Post

Next Post

Comments

  1. Elena 3 mayo, 2017 - 7:27 pm Reply

    Para mi amarse es escuchar la voz de dentro. A veces se quedo afonica de tanto chillar sin que la escuchasen. A veces nos quedamos sordos por agotamiento de todo el ruido externo y de repente la oimos y nos quedamos sorprendidos. Una vez que la escuchas por primera vez no hay vuelta atras, tarde o temprano tendras que prestar atencion, para volver al amor, para volver…a ti. Un beso Susana. Eres maravillosa 🙂

    • Susana Saucedo 3 mayo, 2017 - 7:45 pm Reply

      Qué bueno lo que dices. Sí, cuando uno se ama, se escucha.
      Gracias Elena por compartir lo que piensas.
      Eres un Amor!

  2. Amarse - Sí a la Vida

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *