Sí a la Vida

Susana Saucedo del Campo

Por qué ir al psicólogo y cuándo

¿Por qué ir al psicólogo y cuándo?

Porque me amo y me cuido.

El otro día un chico me decía, “yo voy al psicólogo porque me amo y me cuido, como no quiero pasar este duelo sólo y pasarlo mal decidí ir al psicólogo después de la ruptura con mi pareja.” Me dejó sorprendida por lo que me decía, lo veía algo natural lo de ir al psicólogo y sobre todo lo que más me sorprendió fueron sus palabras como me amo y me cuido entonces…. Era como si estuviera hablando yo de lo que es ir al psicólogo, me dejó anonadada pero claro, el chico en cuestión es argentino.

¿Por qué otros países ven el ir al psicólogo como algo normal, natural como cuando uno va al dentista porque le duele las muelas del juicio? No hace falta que sea del continente americano, simplemente salir de España y subir para arriba, Francia, Alemania, en cualquier país la gente va al psicólogo y aquí a día de hoy la mayoría  piensan que ir al psicólogo es de estar locos, parece que no hemos evolucionado.

Es algo que habría que reflexionar.

El ir al psicólogo es para poder entender lo que a uno le pasa, ver nuestros patrones, mecanismos de defensa, nuestra manera de relacionarnos y que generan conflicto, es para mirar ese dolor, esa emoción que estalla, incluso esa enfermedad.

Lo primero cuando uno tiene un síntoma físico o una enfermedad es acudir al médico, una vez que sabe lo que le pasa es recomendable ir a un psicólogo que le acompañe en ese proceso para que pueda mirar a la enfermedad de otra manera y pueda expresar lo que le pasa, que tenga uno un espacio para poder descargar y afrontar lo que le está sucediendo y así no cargar a sus familiares con esa enfermedad, sino empezar a asumir lo que le pasa a uno y coger las riendas de su propia vida.

Cuando uno acude al psicólogo empieza a relacionarse con uno mismo y con los demás de una forma diferente, de una manera más sana pues en verdad no nos han enseñado a ello y estamos contaminados y rodeados de manipulación constantemente.

Y de esta manera encontramos una respuesta nueva y empática a una antigua herida o conflicto.

El psicólogo te acompaña en ese proceso en el que estás pasando, bien sea un duelo, una enfermedad, o bien porque tienes ansiedad, estrés o simplemente porque no sabes lo que te pasa o porque quieres descubrir quien realmente eres y empezar a responsabilizarte de tu vida.

El ir al psicólogo es una forma de cuidarse uno mismo, al igual que nos compramos ropa bonita para sentirnos bien, o vamos al gimnasio para cuidarnos o al médico cuando nos duele algo pues el psicólogo es algo a incorporar en nuestra vida y verlo como algo natural y como un apoyo para seguir evolucionando como persona. Es una manera de aprender a estar con nosotros,a estar en paz con nosotros mismos y eso  al final te lleva a un estando de presencia, de disfrutar de la vida.

Los resultados son favorables, uno consigue éxito en su vida.

Y está demostrado que hay un menor abuso de los fármacos gracias a la terapia. ¿Entonces? Si es algo bueno para nosotros ya que conseguimos calmar nuestra mente, sanar nuestras heridas y conseguir paz interior y al final llegamos a esa felicidad que todos vamos buscando ¿por qué seguimos pensando que el ir al psicólogo es de estar loco? Igual porque desconocemos todo lo que nos puede aportar en nuestra vida, porque tenemos miedo a abrirnos a un desconocido o a lo que pueda salir una vez que empezamos.

Atrévete!

Merece la pena por los resultados que obtienes al final.

 

Puedo acompañarte. La primera sesión es gratuita.

http://susanasaucedo.com/sobre-mi/terapia-conmigo.html

 

Susana Saucedo • 12 octubre, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *